280 total views,  1 views today

Revolución Industrial

Desde que comenzó la Revolución Industrial en 1760 se ha ido transformando el entorno laboral desarrollando, creando y abandonando ciertas profesiones. Este fenómeno no es nuevo para el ser humano, lo impresionante es la velocidad con la que se está transformando el mundo laboral del siglo XXI gracias al desarrollo tecnológico, a la evolución de la Inteligencia Artificial (IA) y a la pandemia del coronavirus. La importancia de la interacción humana en el mercado laboral del mañana

El futuro de los empleos

El pasado 2020, el FEM publicó un reporte titulado The Future of Jobs donde concluyen que, para el 2025, “la automatización y una nueva división del trabajo entre seres humanos y máquinas tendrá efectos disruptivos sobre 85 millones de puestos de trabajo en todo el mundo en empresas medianas y grandes de 15 sectores y 26 economías”. En otras palabras: el valor más buscado en el ya casi presente mercado laboral es la interacción humana y las áreas de estudio con mayor demanda estarán relacionadas con la llamada economía verde, economía de datos, inteligencia artificial, ingeniería, computación en la nube y desarrollo de productos y contenido. La importancia de la interacción humana en el mercado laboral del mañana

Inteligencia Artificial

Según el Oxford Internet Institute en colaboración con Google, entendemos que la interacción humana convierte al ser humano en un guía para el aprendizaje de la Inteligencia Artificial, es decir, “alguien que entrena, prueba o ajusta un sistema de IA para que pueda generar resultados más confiables”.

El mundo esta cambiando

El informe también señala que, para el 2025, “las capacidades de las máquinas y los algoritmos se emplearán más ampliamente que en años anteriores y las horas de trabajo realizadas por las máquinas coincidirá con el tiempo dedicado a trabajar de los seres humanos”. Así que no se trata de entrar en pánico y generar animadversión hacia las máquinas sino de reciclar y comprender que estamos inmersos en una transición y que, nos guste o no, el mundo ya ha cambiado; ya que, bajo la estadística del Foro Económico Mundial, esta revolución creará 97 millones de nuevos puestos de trabajo.

Coexistencia clave del éxito

Ahora necesitamos finalizar el duelo y encontrar nuestro lugar en este nuevo mundo donde la conciliación y la coexistencia son la clave del éxito y del crecimiento mientras se valora más que nunca la creatividad, el pensamiento analítico y crítico, la flexibilidad, la iniciativa y el aprendizaje activo y, por tanto, las que tenemos que buscar desarrollar o explotar al máximo. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *