284 total views,  2 views today

Asertividad

El adjetivo “asertivo” proviene del sustantivo “aserto” que, según el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, es una afirmación de la certeza de algo, por lo que una persona asertiva es aquella que expresa su opinión de forma firme.

 

 

Inteligencia emocional

Desde el punto de vista psicológico, esta firmeza se expande hacia el rubro de la inteligencia emocional, es decir, tener la capacidad de comunicar opiniones y valoraciones desde una perspectiva positiva.

 

 

 

Aceptación y constructivismo

Esta positividad nada tiene que ver con consentir y sonreirle a todo y a todos, sino más bien con aceptar las diferencias y disconformidades para redirigir lo negativo hacia un enfoque más constructivo y edificante a través de la aceptación de las emociones y el control de las reacciones.

 

 

 

 

Comunicación asertiva

De este modo, la comunicación asertiva se convierte en uno de los pilares sobre los que se construyen los equipos de alto desempeño, ya que fomenta un ambiente donde reina la confianza, el respeto, la empatía y la honestidad así como la motivación y el compromiso.

 

Relaciones saludables

Esto trasciende hacia relaciones más saludables que construyen un clima laboral óptimo al reducir significativamente el estrés porque estos equipos están más dispuestos a colaborar, coordinar, negociar y programar sus actividades.

 

 

Técnicas para mejorar la asertividad

A continuación, vamos a exponer una serie de recomendaciones o técnicas que te ayudarán a mejorar tu asertividad a la hora de comunicarte para mejorar tu expresión, negociación y capacidad de resolver conflictos.

 

No suponer

1.Desconfía de las suposiciones y mejor pregunta. En múltiples ocasiones, hemos hablado de la predisposición de nuestro cerebro a detectar y señalar situaciones problemáticas o de riesgo, por lo que nuestro primer pensamiento ante el encuentro con el otro suele llevarnos a juicios y suposiciones negativas sobre el actuar de los demás.

Para evitar esta tendencia, primero identifica la suposición que se está construyendo en tu mente; segundo, cuestiona la veracidad y la utilidad de esta suposición; tercero, pregunta con empatía y curiosidad para entender al otro y, finalmente, invita al otro a comprometerse con una solución.

 

 

No juzgar

2.No juzgues, habla sobre hechos observables del comportamiento del otro y su impacto en la relación. Los juicios de valor van acompañados de adjetivos que menosprecian al otro, mientras que la descripción del comportamiento específico hace énfasis en la consecuencia y permite que el otro vea claramente por qué no es adecuado. Al evitar el ataque, la persona está más dispuesta a aceptar la responsabilidad y mejorar. Por ejemplo, en lugar de decir: “Eres un irresponsable que siempre llega tarde”, podemos decir: “Al llegar tarde a la reunión, perdiste información clave del proyecto que afecta el rendimiento del equipo”.

 

 

No generalizar

3.Evita generalizar, no emplees palabras como “siempre”, “nunca”, “nadie” o “todos”, mejor sé preciso y específico al expresar el qué, cómo, dónde, cuándo o quiénes.

 

 

 

 

Cuida el lenguaje corporal

4.Cuida tu lenguaje no verbal, de nada sirve utilizar fórmulas de comunicación asertivas si tu cuerpo grita una historia diferente que no busca mostrar interés y apertura al otro. Para tener una comunicación no verbal asertiva es necesario mirar a los ojos con regularidad; cuidar la postura del cuerpo: debe estar recto pero relajado y colocado frente a la persona con la que te comunicas evitando objetos distractores, así como utilizar gestos y expresiones coherentes con el mensaje que se busca transmitir como asentir o sonreír.

 

 

 

Tono de voz

5.Regula el tono de voz. Esto se conoce como comunicación paraverbal, el tono de la voz afecta la percepción del otro. El lenguaje asertivo debe ser firme pero también agradable, regula tus emociones hacia la tranquilidad y la seguridad y esto se reflejará automáticamente en tu voz.

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *