1,324 total views,  4 views today

Reino Unido anuncia su retiro de la UE

El 23 de junio de 2016, el pueblo británico votó a favor de la retirada del Reino Unido de la Unión Europea por un margen del 51,9%. El 29 de marzo de 2017, el Reino Unido invocó el Artículo 50 del Tratado de la Unión Europea, notificando así su intención de retirarse y abriendo el período de dos años en el que debía negociarse un acuerdo sobre los términos de esta retirada. El 1 de febrero de 2020, entró en vigor el Acuerdo de Retirada y, tras meses de negociaciones entre la UE y el Reino Unido, el 24 de diciembre de 2020, las partes alcanzaron un compromiso sobre un Acuerdo de Comercio y Cooperación, un Acuerdo sobre Seguridad de la Información y un Acuerdo relativo a Cooperación sobre Usos Pacíficos de la Energía Nuclear entre la Unión Europea y Reino Unido.

Balance tras dos años de retirada

Así, el 1 de enero de 2021, el Reino Unido dejó atrás sus derechos y obligaciones como estado miembro de la Unión Europea; poco más de un año después, pueden verse las consecuencias de esta controversial decisión de política internacional. Hoy, expondremos el balance de la cuestión que, sin duda, se agrava si tomamos en consideración la crisis mundial ocasionada por la emergencia sanitaria, el cambio de gobierno en los Estados Unidos, la crisis energética y la crisis política interna por la dudosa gestión del primer ministro británico, Boris Johnson. 

Primer afectación: Comercio internacional británico

La primera gran afectación del Brexit recae en el comercio internacional británico, obviamente, los datos se han visto agravados aún más por la afectación de la crisis sanitaria. Según un informe de la Comisión de Cuentas del Parlamento (PAC) la dificultad burocrática de los trámites, el aumento de los controles aduaneros y los retrasos en el despacho de las mercancías han afectado considerablemente la circulación fronteriza del Reino Unido, situación que ha conllevado al aumento de los costes para las empresas y a la reducción del comercio internacional con la Unión Europea y el resto del mundo. En los primeros 10 meses del 2021, las exportaciones de la UE al Reino Unido disminuyeron un 15%, mientras que las importaciones europeas desde Reino Unido cayeron un 30%, según las cifras del ministerio divulgadas durante una conferencia europea en París. Los sectores más afectados han sido el de los automóviles, el textil y el de la aeronáutica. El caso más evidente ha sido el del tránsito por el Canal de la Mancha, ya que la infraestructura no estaba diseñada para detener el tráfico de los casi 12 mil camiones que circulaban diariamente entre Francia y el Reino Unido que se ha visto reflejado, a su vez, en las filas kilométricas de camiones cerca del Puerto de Dover.

Segunda afectación : Desabasto y suministro.

La segunda gran afectación ha sido el desabasto de productos fundamentales, como la gasolina por la falta de transportistas. El problema del suministro provocado por la reducción del mercado laboral ha disminuido la inversión y ha provocado una contracción del sector comercial británico. Durante el confinamiento de 2020 y parte de 2021, casi 1,2 millones de inmigrantes abandonaron el Reino Unido, según la Oficina Nacional de Estadística por las pocas oportunidades laborales que representaba la nueva ley de inmigración que acababa con la libertad de movimiento de personas de la UE y endurecía las condiciones de entrada al mercado laboral británico. En general, la reapertura económica tras el cierre de fábricas y fronteras por la pandemia ha representado una fuerte demanda de mano de obra, por ejemplo, en la eurozona, aproximadamente un 25% de las empresas señalan la mano de obra como un factor que está limitando su producción, no obstante, la libre circulación de la Unión Europea ayuda a mitigar esta situación, lo que no sucede en el Reino Unido. Así, junto con el resto del mundo, el Reino Unido se enfrenta a una inflación desmedida del 5,4% generada por un incremento mundial de la demanda de bienes y servicios mucho mayor que las capacidades de la cadena de suministros.

Efectos de la competencia en un mundo mas complejo

Todos estos factores han influido en el pronóstico del crecimiento del PIB del Reino Unido para el 2022 que, según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) será del 4,7% y del 2,1% para el año siguiente, la previsión para España, por ejemplo, es del 5,5% y del 3,8%, respectivamente. Y es que haber perdido un mercado de 27 países y 400 millones de personas se nota y mucho al competir en un mundo cada vez más globalizado y más complejo. Este primer año del Brexit confirma aquel dicho popular que reza así: “La unión hace la fuerza”

3D grunge DNA medical background with male figure with brain and virus cells

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *