770 total views,  4 views today

La producción inferior a la demanda

La crisis de los semiconductores comenzó en la primavera del 2020 cuando el mundo entero y todas sus actividades, entre ellas, las comerciales se detuvieron, incluyendo, por supuesto, las cadenas logísticas y de montaje con el consecuente desabasto de la producción. Cuando las fábricas volvieron a abrir sus puertas, los consumidores aumentaron el consumo de todo tipo de productos pero, entre los más demandados, se encontraban los electrónicos tanto por los estímulos fiscales y económicos como por el aumento del trabajo remoto. Entonces, los fabricantes se percataron de que la producción de un componente esencial de estos productos era muy inferior a la demanda: los semiconductores. Sin embargo, esta crisis no sólo es producto de la pandemia sino de una fuerte dependencia de un reducido grupo de proveedores de semiconductores asiáticos, en especial de Taiwán y Corea del Sur. ¿En qué consiste la crisis de los semiconductores?

Taiwan vs China

Esta situación se agrava si tomamos en consideración la larga confrontación entre Taiwán y China que se hace más delicada aún en lo que respecta a la parte comercial en sectores críticos, como lo son los circuitos integrados y los semiconductores.

Así, el Ministerio del trabajo de Taiwán prohibió la publicación de ofertas laborales basadas en China para evitar la fuga de cerebros en estos sectores críticos ante la intención de Pekín de desarrollar la industria de semiconductores en China continental por lo que necesitan de ingenieros taiwaneses para acelerar su avance tecnológico. Sin embargo, aunque Taiwán se considera parte del territorio chino, las relaciones con la potencia se han vuelto delicadas por las disputas tecnológicas y comerciales entre China y Estados Unidos. Una mezcla de condiciones peligrosas si consideramos que Taiwán y Corea del Sur dominan la industria de fabricación de chips mientras que Estados Unidos lidera el diseño de componentes. El economista, Lombard Rory Green estima que las dos naciones asiáticas representan el 83% de la producción mundial de chips de procesador y el 70% de los chips de memoria. ¿En qué consiste la crisis de los semiconductores?

La crisis permea a los sectores industriales

Pudiera parecer que esta crisis sólo afecta al sector de los electrónicos pero, nada más lejos de la realidad, la crisis de los semiconductores permea a todos los sectores industriales que requieran directa o indirectamente de este componente, tal es el caso de la industria automotriz o de los fabricantes de neumáticos y, debemos contemplar también que si estas industrias producen menos también demandarán menos de sus proveedores, toda una cadena que, finalmente, también llega a los consumidores que ya están viendo cómo han aumentado los precios de estos productos así como la oferta disponible.

Ley de Chips

El mercado europeo propone como contribución a la descentralización de la producción la Ley de Chips de la Comisión Europea con un presupuesto de 11.000 millones de euros que persigue la producción de, al menos, el 20% de los semiconductores, no obstante, la mala noticia es que esto se proyecta para el 2030. Sin duda, un panorama desalentador que nos habla de las consecuencias directas de no visualizar todos los posibles escenarios así como de los múltiples riesgos de la dependencia económica y la centralización del suministro, sobre todo, en sectores altamente especializados y demandados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *