220 total views,  3 views today

2001 Año de inicio para el BIG Data

El término “Big data” comenzó a utilizarse hace 20 años cuando los avances informáticos permitieron almacenar, organizar y analizar datos de una forma sencilla, efectiva y masiva a la medida de la explosión de datos que se ha venido generando con el uso de Internet y de las redes sociales.

Big Data

El término “Big data” hace referencia a una gran cantidad de datos cuyo volumen, complejidad y velocidad no pueden ser capturados, gestionados y analizados en una base de datos estructurada de forma tradicional.

 

 

 

 

Estadísticas del flujo de información

Según el informe “Data never sleeps” de Domo, durante el 2020, Internet llegó al 59% de la población mundial, lo que representa 4.7 miles de millones de personas conectadas en el mundo, asimismo por cada minuto del día del año pasado, los usuarios de Youtube subieron 500 horas de video, aplicaron a 69K puestos en Linkedin, Amazon repartió 6K paquetes, se enviaron 41,666,667 mensajes por Whatsapp y 150,000 por Facebook, Zoom hospedó a 208k participantes en reuniones virtuales, postearon 347k historias en Instagram y 147k fotos en Facebook. Impresionante, ¿verdad? Y esto sólo en un minuto del día…

 

Teoría 10/90

Avinash Kaushik, un referente en el análisis de datos, propuso una teoría llamada 10/90 que sugiere emplear un 10% de la inversión para la extracción de métricas y el 90% restante en construir una base de inteligencia sobre estos datos. Es decir, la inteligencia de los datos nace de la creatividad, concretamente, el combo ganador es análisis más creatividad, lo que ha generado la evolución del término hacia “Creative data”.

 

 

 

Eficiencia para transformar en nuevas oportunidades

De este modo, no sólo hablamos de procesar información sino de darle un sentido y un propósito con impacto para que las empresas puedan dar respuesta a problemáticas tanto existentes como no detectadas, además de moverse de una forma más rápida y eficiente al aprovechar los datos para transformarlos en nuevas oportunidades.

Entonces, debemos abandonar la idea de que el análisis y la creatividad son procesos diferenciados y enfrentados pues su combinación contribuye a la generación del doble de oportunidades de negocio.

 

 

Identificación de problemas

Esto es así porque el análisis de datos ayuda a identificar el problema con mayor facilidad y certeza, además de simplificar la búsqueda de información tan necesaria en el proceso creativo y no debemos olvidar que los datos no relacionados pueden conllevar a generar nuevas asociaciones entre conceptos no mezclados anteriormente.

 

 

La Creatividad 

La creatividad aporta al análisis de datos una mejor determinación de preguntas de partida al enfrentar la problemática porque se ven aspectos desde ángulos divergentes, además de plantear hipótesis originales más allá de las obvias. Por otro lado, un proceso creativo aplicado al análisis de los datos tendrá como resultado un análisis más complejo al aplicar nuevas combinaciones.

 

 

 

El éxito de esta nueva forma de analizar los datos recae en el trabajo en equipo donde las empresas buscarán construir equipos con habilidades analíticas y capacidades creativas favoreciendo el intercambio y potencializando ambas capacidades para generar ideas únicas e increíbles.

 

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *