294 total views,  1 views today

Soluciones a mediano y largo plazo

Según el Foro Mundial para la Naturaleza, el pasado 29 de julio se agotaron los recursos naturales disponibles para este año 2021. Para que la economía fuese verdaderamente sostenible deberíamos consumir solamente el capital natural que pudiera renovarse anualmente. Sin embargo, tras la pausa al planeta durante el pasado confinamiento, el consumo ha vuelto a ser tan acelerado como antes de encerrarnos. Muchos investigadores, especialistas y empresarios miran más allá de nuestra atmósfera como una solución a mediano y largo plazo para enfrentar el desabasto que parece que estamos empeñados en causar.

 

 

Minería espacial

La carrera espacial por estos recursos comenzó en 2016 con el lanzamiento de la sonda OSIRIS-REX por la NASA hacia el asteroide Bennu que culminará con la recolección de muestras para su estudio en el 2023, esto supondrá un avance enorme para la minería espacial. El reparto de estos recursos será fundamental para la supervivencia del planeta y para la nueva hegemonía que controlará estos recursos, por ello, la inversión en estos proyectos ya no es solamente pública sino que el capital privado está invirtiendo grandes sumas para obtener su porcentaje de participación en esta nueva forma de obtener, transportar, procesar y comercializar recursos.

 

 

 

Tratado sobre el espacio exterior OST

No obstante, además de las dificultades técnicas y científicas de esta nueva forma de obtener recursos, hay que tomar en consideración que el espacio se considera jurídicamente un territorio ambiguo ya que, en 1967, tras la Guerra Fría, 105 países firmaron el Tratado sobre el espacio exterior (OST, por sus siglas en inglés) donde se prohíbe la apropiación nacional de los cuerpos celestes, como si el espacio se tratase de un terreno común. No obstante, en 2015 Estados Unidos aprobó la primera ley de minería espacial y, un año después, en 2016, se sumó Luxemburgo con su ley de recursos espaciales. Estas normativas abrieron la puerta a la inversión privada y han sido tan atractivas que, para Luxemburgo, la industria espacial constituye ya el 1,8% de su PIB. La primera compañía de minería espacial se fundó con capital privado en 2012 en Estados Unidos y se constituyó como Planetary Resources, Inc.

 

 

 

Los Asteroides, verdaderas minas de oro

Los asteroides se han convertido en verdaderas minas de oro, sobre todo, ahora que estamos abandonando las fuentes energéticas de materiales fósiles y que dependemos de metales raros y preciados de difícil extracción en nuestro planeta y de un elevado costo ambiental. Los asteroides están compuestos de los mismos materiales que la Tierra por lo que contienen minerales y metales preciosos pero en un porcentaje mucho mayor, para que nos hagamos una idea, los científicos estiman que sólo una roca de 500 metros contendría la mitad de las reservas terrestres. Evidentemente, será fundamental la elección del asteroide correcto, de preferencia, aquellos que se encuentren en la órbita terrestre y que además contengan hierro, aluminio o titanio para poder construir sobre su misma superficie la infraestructura necesaria para la extracción y el transporte de otros materiales más preciados en la tierra sin olvidarnos del agua que se puede descomponer en hidrógeno y oxígeno, es decir, combustible que permitiría abaratar costos al no tener que cargar desde la tierra con el combustible de vuelta, e, incluso, convertir estas explotaciones mineras en lugares de carga de combustible para poder, además, aumentar nuestro recorrido en los viajes espaciales. Sin duda, parece que se abre una nueva esperanza para cuidar la Tierra y disponer de una forma de vida más sostenible, así que, mientras los avances tecnológicos suceden, nosotros debemos observar nuestra forma de consumir para tomar mejores decisiones y adoptar una cultura más equilibrada porque, aunque, los recursos estén disponibles, si seguimos derrochando tampoco estos serán suficientes.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *