1,162 total views,  2 views today

Condicionamiento exterior

Como ya hemos hablado en repetidas ocasiones, los seres humanos estamos fuertemente vinculados e influenciados por los estímulos externos en cuanto a nuestro funcionamiento corporal, cerebral y emocional, esto nos hace seres extremadamente reactivos y condicionados por el exterior.

¿Qué es el cronotipo?

En el artículo de la semana pasada explicamos qué son los ritmos circadianos y cómo impactan en un cuerpo saludable, continuando con este tema tan importante, hoy vamos a exponer qué es el cronotipo. Pues bien, el cronotipo, de acuerdo con el Instituto Internacional de la Melatonina (IiMEL) dependiente de la Universidad de Granada (España): “es la predisposición natural que cada persona tiene de experimentar picos de energía o momentos de descanso según la hora del día y es distinto para cada persona”.

Melatonina

Esta sincronización de los ritmos circadianos está regulada por la hormona de la melatonina producida por la glándula pineal en picos de 24 horas. Conocer cuál es nuestro tipo de cronotipo nos va a ayudar significativamente porque, sin mucho esfuerzo, vamos a poder aliarnos con el momento en que nuestro cuerpo está más predispuesto a estar atento y funcional para conseguir el mejor rendimiento.

Gen PER-3

Según una investigación llevada a cabo por el Centro Nacional de Neurología y Psiquiatría de Tokio en nuestro ADN también encontramos la respuesta al tipo de cronotipo que nos representa en nuestro ADN, específicamente en un gen de reloj biológico relacionado con los ciclos de sueño llamado PER-3 que nos condiciona a ser productivos por la mañana o por la noche.

Tres tips de cronotipo

Tradicionalmente, dividían los cronotipos en tres tipos: el vespertino, el matutino y el intermedio. Los individuos con un cronotipo vespertino suelen rendir más por la noche y prefieren dormir hasta bien entrada la mañana, por lo que su horario de sueño suele ser entre las 3 am y las 11 de la mañana, según datos del IiMEL, el 25% de la población tiene este cronotipo. Por su parte, el cronotipo matutino se presenta en aquellas personas que prefieren irse a dormir temprano, aproximadamente a las 10 de la noche para despertar a las 6 de la mañana, para ellos, las horas más activas son las primeras del día y representa al 25% de la población restante. En lo que respecta al cronotipo intermedio, corresponde al otro 50% y, básicamente, suelen irse a dormir aproximadamente a las 12 de la noche para despertar a las 8 am.

Leones, lobos, osos y delfines

No obstante, el empresario y divulgador estadounidense, Tim Ferries le ha dado una vuelta a esta clasificación y prefiere una tipificación en cuatro tipos: los leones (20% de la población) que se levantan y terminan el día con energía, los lobos (20% de la población) con un pico de actividad y creatividad más acuciado durante la noche y la madrugada, los osos (50% de la población) que no tienen grandes picos exagerados de energía y son todo terreno y, finalmente, los delfines (10% de la población) que nunca descansan, ya que la mitad de su cerebro está en permanente estado de alerta y la otra mitad descansa, son insomnes.

¿Ya sabes de que tipo eres?

Conocer el momento en que nuestro cuerpo está más activo, alerta, despierto y cuando las funciones cognitivas alcanzan un mayor rendimiento puede ayudarnos a organizar mejor nuestra rutina diaria para escoger el momento adecuado en el que efectuar esas actividades más complejas y demandantes. Si sientes que el ritmo de vida o las necesidades de tu rutina no compatibilizan con tu cronotipo, intenta, por todos los medios cuidar el tiempo de descanso y sueño pues es prioritario para la buena salud, en estos casos, puedes utilizar complementos alimenticios que incluyan entre sus componentes la melatonina para ayudarte a ajustar las horas de sueño y la exigencia de tu rutina diaria. ¿Ya sabes de qué tipo eres? Déjanos tu respuesta en los comentarios y cuéntanos si ya habías escuchado sobre esto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *