234 total views,  2 views today

Estamos estrenando los primeros días del 2022, momento en que damos lo mejor de nosotros para generar nuevos y mejores hábitos para llevar, fundamentalmente, un estilo de vida saludable, más armónico y feliz. ¿Qué es la higiene del sueño y cómo comenzar a aplicarla en tu rutina diaria?

El sueño, el gran olvidado

En automático, al pensar en un estilo de vida saludable, enlistamos el ejercicio físico y una correcta alimentación, sin embargo, el gran olvidado de esta ecuación suele ser el sueño; pareciera que la sociedad actual está en conflicto con el descanso y con desacelerar. ¿Qué es la higiene del sueño y cómo comenzar a aplicarla en tu rutina diaria?

Permanente activos

Nos quiere permanentemente activos y, la mayor parte del tiempo, hemos olvidado, incluso, cómo relajarnos de verdad y sacrificamos el sueño sin miramientos para alcanzar a hacer todas las tareas marcadas en la agenda, pero esto genera consecuencias nefastas a corto, mediano y largo plazo.

Higiene del sueño

Por ello, ha surgido un concepto muy interesante denominado “higiene del sueño”. Se trata de una serie de recomendaciones para controlar los factores externos y conductuales que pueden influir negativamente en mantener un sueño descansado que promueva el estado de alerta diurno a la vez que evita trastornos como el insomnio. Si tienes dudas sobre la calidad de tu descanso o si le dedicas el tiempo suficiente a esta importante actividad, puedes hacer un test elaborado por la Universidad de Murcia (España), haciendo clic aquí.

La World Sleep Society y la World Association of Sleep Medicine han publicado los 10 mandamientos de la higiene del sueño para adultos que recogemos a continuación con la esperanza de que te ayuden a revisar la calidad de tu descanso y, sobre todo, a hacer cambios significativos en este sentido.

Los 10 mandamientos de la higiene del sueño

  1. Establecer un horario regular para irse a dormir y despertarse.
  2. No exceder los 45 minutos de sueño diurno.
  3. Evitar la ingestión excesiva de alcohol 4 horas antes de acostarse y no fumar.
  4. Evitar la cafeína 6 horas antes de acostarse. Esto incluye café, té y muchos refrescos, así como chocolate.
  5. Evitar los alimentos pesados, picantes o azucarados 4 horas antes de acostarse. Un refrigerio ligero antes de acostarse es aceptable.
  6. Hacer ejercicio regularmente, pero no justo antes de acostarse.
  7. Usar ropa de cama cómoda y acogedora.
  8. Encontrar una configuración de temperatura de sueño cómoda y mantener la habitación bien ventilada.
  9. Bloquear todo el ruido distractor y eliminar la mayor cantidad de luz posible.
  10. Reservar la cama para dormir y el sexo, evitando su uso para el trabajo o la recreación general.

Recuerda que la falta de sueño reduce tu capacidad de atención, retención y asimilación de nuevos conocimientos al mismo tiempo que debilita tu sistema inmune, por lo que, según diversos estudios, esta carencia está asociada a la aparición de enfermedades como el alzheimer, la diabetes, la hipertensión, la obesidad y las enfermedades cardíacas, así que vigila y cuida tu sueño, no lo sacrifiques, dale su debida importancia.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *