1,828 total views,  2 views today

Este término se desprende del acrónimo: “Volatility (V), Uncertainty (U), Complexity (C), Ambiguity (A)”, en español: “Volatilidad, Incertidumbre, Complejidad y Ambigüedad”. Su origen se remonta al entorno militar estadounidense de los 90, la Escuela de Guerra del Ejército de los EUA lo empleaba para describir condiciones con estas características en la táctica militar.

Herramienta estratégica

Con el tiempo, el entorno empresarial fue adoptando el término hasta convertirlo en una herramienta estratégica que fomenta el liderazgo de un equipo de alto rendimiento y la planificación en condiciones complejas con cambios constantes que influyen en la toma de decisiones, la planificación de los riesgos y la resolución de problemas.

Mundo VICA

Sin duda, hoy en día, no sólo trabajamos en un entorno con estas características sino en un mundo VICA donde la incertidumbre domina cada aspecto, así que conocerlo y aplicar estrategias para surfear la ola del cambio mientras la adversidad nos fortalece parece algo sumamente interesante y conveniente.

Los sustantivos que componen el acrónimo:

Volatilidad que hace referencia a cambios entre variables que se generan a gran velocidad. La incertidumbre, lo impredecible, existe posibilidad pero no seguridad; la complejidad que visualiza una multitud de partes y variables interconectadas en la situación y finalizamos con ambigüedad que presenta la falta de claridad al contemplar las relaciones de las partes involucradas.

Utiliza dos premisas básicas

Así, todo pasa por comprender en profundidad la situación para determinar cómo abordarla y qué hacer para adaptarnos, para ello, utilizamos dos premisas básicas: ¿Cuánto sabemos sobre esa situación concreta? y ¿en qué medida podemos anticipar el resultado?. La figura del líder positivo que conduce el tránsito hacia la adaptación es fundamental. El consultor Bob Johansen, en su libro Los líderes hacen el futuro recomienda lo siguiente:

De este modo, la clave para transformar esta situación compleja es pasar a la acción, los especialistas hablan de la acción triple A+1, es decir, frente a la volatilidad, adaptarse empleando para ello las metodologías ágiles; ante la incertidumbre, asociarnos, juntos seremos siempre más fuertes, utilicemos la economía colaborativa; al enfrentar la complejidad debemos asegurarnos mediante el uso de metodologías orientadas al análisis de datos y, para enfrentar la ambigüedad, como ya hemos mencionado anteriormente, nada mejor que anticiparnos, para ello, las mejores estrategias son el RTM o marketing en tiempo real y el Big Data junto con su función predictiva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *