1,852 total views,  3 views today

El Desarrollo Tecnológico

El desarrollo tecnológico origina el fenómeno de la globalización representando una relación de mercados en la que diversas economías tratan de competir aprovechando las ventajas competitivas, economías de alcance, ventajas comparativas y economías de escala, bajo las cuales buscan consolidar una especialización en su producción.

Estamos presenciando un cambio  en la economía  internacional, el cual es impulsado por el desarrollo de las telecomunicaciones cuyo soporte será el desarrollo científico  y tecnológico. De hecho, la tecnología se está convirtiendo en la principal ventaja de las empresas que buscan penetrar los mercados internacionales.

Impacto de la tecnología

Ante el proceso de internacionalización es preciso comprender el impacto de la tecnología  que tiene en las economías y sociedades para penetrar el mundo globalizado. Asimismo, resulta difícil evaluar el desempeño de las economías nacionales.

Por ello, el enfoque de la competitividad sistémica plantea que es posible construir en México un proyecto de nación de largo plazo donde los niveles meta (Estado), macro (políticas públicas), meso (programas de competitividad industrial) y micro (inversión empresarial) deben estar integradas entre si.

Nuevos competidores de México

En este contexto existen nuevos competidores en México,   que se han incorporado en el comercio internacional países que han desarrollado ventajas competitivas al interior de su mercado siendo  el principal factor de competitividad internacional.
En las transacciones internacionales destaca un grupo de países que se han convertido en los nuevos competidores de México. Este grupo está integrado por China, Corea, Brasil e India. Estos países compiten en la atracción de inversión internacional, siendo China el mercado más atractivo para invertir, seguida de India.

Patrones de crecimiento

Durante las últimas décadas millones de personas han abandonado la ideología de una economía planificada, y se han orientado hacia varias vertientes de la economía de mercado, lo cual ha generado nuevas oportunidades para las empresas. Sin embargo la globalización produce asimetrías geográficas en los patrones de crecimiento. China e India han crecido en rangos del 7 al 10 por ciento anual. Mientras que Europa occidental ha crecido a menos del 2 por ciento. Por ello no debe sorprender que las multinacionales de occidente tengan más del 50 por ciento de activos en China, el Sudeste Asiático e India, con el con el consiguiente efecto en desarrollo tecnológico y el manejo de los recursos humanos. Como es obvio, el capital intelectual esas empresas también será distinto.

Focos geográficos

En este sentido, el conocimiento técnico industrial tiene Focos geográficos. Taiwán, por ejemplo, produce muchas de las partes electrónicas de las computadoras. Silicon Valley, en San Francisco, sigue siendo el corazón de la industria del software. Las industrias del crecimiento masivo, siguen teniendo como puntos neurálgicos a Estados Unidos y Reino Unido. Estos epicentros geográficos indican que, para mantenerse actualizado, las empresas deben estar presentes en el lugar adecuado. El fenómeno descrito ha generado una tendencia creciente hacia la desregulación y las privatizaciones en casi todos los países del mundo.

Proceso de desregulación  y privatización

Las telecomunicaciones, la generación y los servicios de energía eléctrica, las líneas aéreas, los servicios financieros y la atención de la salud son sólo algunos de los sectores en proceso de desregulación.
Sin el fantasma de las restricciones regulatorias, ésta y otras industrias se globalizan con rapidez. De forma paralela a la desregulación, hay una marcada privatización de las empresas del sector público. Esta tendencia abarca desde India, y China, hasta Chile, Polonia y Alemania.

Volatilidad y Estacionalidad

Casi todas las industrias están experimentado nuevos niveles de volatilidad: la necesidad de aumentar y disminuir las escalas de producción y la de reducir significativamente el ciclo de desarrollo de los productos. La combinación de volatilidad y estacionalidad crea exigencias para la administración.

Este dilema presiona a las empresas a crear “fabricas flexibles”, que puedan prestar servicios a múltiples unidades de negocio.

También el acceso privilegiado a los proveedores se está convirtiendo en un punto estratégico que podrán hacer frente a la volatilidad del mercado. La convergencia de múltiples tecnologías representa un desafío aún mayor. Las industrias deben evaluar su nivel de investigación para estar vigentes.

En este sentido, las tecnologías  avanzadas como la química y la electrónica se han fusionado, por ejemplo, impresoras y fotocopiadoras son una combinación materiales con software. Los automóviles de uso comercial y privado son una mezcla de materiales, electrónica, diseño y software, que potencian la ingeniería mecánica tradicional.

Punto clave

En resumen, el punto clave es que las empresas aprendan a integrar el desarrollo tecnológico y a manejarlo junto con sus avances tradicionales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *