293 total views,  3 views today

Creatividad

La creatividad es, hoy en día, una de las habilidades más buscadas por las grandes empresas, concretamente, Linkedin publicó en el 2019 el resultado del análisis de datos de su plataforma sobre las habilidades blandas más buscadas por los reclutadores y adivinen cuál fue la número 1… correcto: la creatividad.

 

Chispa de la humanidad

Hablar de creatividad implica resolver una necesidad de forma original, diferente, genuina y espontánea, algo que, difícilmente, puede lograr la inteligencia artificial, puesto que es algo que va más allá del análisis de datos o de la combinación de algoritmos: la creatividad es la chispa de la humanidad.

 

 

 

Innovación

No obstante, para que una idea sea realmente rompedora no basta solamente con ser creativos, también debemos ser innovadores. Básicamente, la innovación lleva la idea creativa a otro nivel: el de la realización, es decir, la innovación está ligada a un pensamiento estratégico que define el problema y selecciona la solución más relevante y prometedora para, finalmente, ejecutar la idea, monitorear su valor y generar resultados concretos.

 

 

 

Lluvia de ideas

Una de las herramientas más poderosas en el ámbito de la generación de ideas es la lluvia o tormenta de ideas masiva, en inglés se conoce como “brainstorming” y existe desde 1939 cuando un publicista de Nueva York, llamado Alex Osborn, la ideó e implementó en su equipo creativo. Este método se basa en la propuesta espontánea de ideas de forma colectiva y sin juicios de valor dentro de un ambiente relajado.

 

 

Hemisferio derecho

Si pensamos en cómo funciona nuestro cerebro, entenderemos el principio simple de este método y es que el hemisferio derecho, que es el responsable de la creatividad, no se activa de forma inmediata, sino que es el hemisferio izquierdo, responsable del análisis y la clasificación de la información, el que suele estar activo y alerta, entonces, una lluvia de ideas, nos da la oportunidad de entrar en calor y despertar al hemisferio creativo durante el proceso, por eso no te sorprendas si las primeras propuestas no son las más originales.

 

 

 

Ahora vamos a mencionar algunos consejos para obtener los mejores resultados al utilizar esta herramienta.

 

 

 

 

 

Consejos para activar la creatividad

  1. Recuerda que es un método de producción intensivo, por lo que la crítica, el juicio o el rechazo de las ideas no está permitido. No se desecha ninguna idea propuesta y se persigue la libertad de pensamiento así como la combinación, variación y transformación de las ideas del grupo.
  2. Organiza la sesión antes de comenzar. Para ello es importante definir y exponer claramente el problema, determinar un coordinador de la sesión que actúe como moderador para no caer en valoraciones y establecer un mínimo de ideas así como la duración de la sesión. Busca que el grupo sea lo más diverso posible y que no sean demasiados integrantes, además la sesión no debería extenderse más allá de 30 minutos para no perder el interés de los participantes.
  3. Realiza un ejercicio de calentamiento antes de comenzar para entrar en modo de funcionamiento colectivo y propiciar un ambiente lúdico. Por ejemplo, pide que mencionen entre todos los integrantes cierta cantidad de animales acuáticos.
  4. Utiliza un pizarrón o post-its para que los miembros de la lluvia de ideas puedan anotar sus propuestas de forma individual y que queden a la vista de todos.

 

 

 

Análisis y evaluación de las ideas en frio

Analiza y evalúa las ideas al día siguiente de la sesión, es importante dejar reposar el proceso para que podamos ser imparciales y dejar el ego fuera, ya que las ideas pasan a ser propiedad del grupo y no del individuo. Pueden clasificarlas en ideas para utilizar de forma inmediata, ideas para investigar o profundizar y, finalmente, en ideas.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *