1,408 total views,  1 views today

Una de las cosas que hemos mencionado implícitamente a lo largo de estas entradas, es la globalización política, ya que sin ella no podría llevarse a cabo la actividad del Comercio Internacional.

 

Anteriormente, definimos la globalización como el proceso de interacción e integración entre la gente, las empresas y los gobiernos de diferentes naciones. En esta entrada, vamos a profundizar más en uno de los sectores que más se ven beneficiados o afectados por este fenómeno: la política.

 

Antes de pasar de lleno al tema, nos gustaría quedarnos con una definición de “política”, para poder comprender mejor el panorama de la globalización en este sector.

 

¿Qué es la política?

 

Según sus raíces etimológicas, proviene del griego polis, que significa “ciudad”. Por lo que podemos decir que, en concreto, se refiere al proceso de tomar decisiones que se aplican a todos los miembros de una comunidad humana; o también al arte, doctrina u opinión referente al gobierno de los Estados.

 

Muchos autores definen este término como el “ejercicio del poder”. Si recordamos un poco la obra de Nicolás Maquiavelo, El Príncipe, nos daremos cuenta que para este personaje, la política era meramente poder.

 

Sin embargo, en la actualidad, el discurso del poder se ha ido dejando en segundo plano, para fomentar más la unión entre naciones. En este sentido, nos quedaremos con la siguiente definición de política:

 

“La toma de decisiones por parte de un grupo de personas, para concluir con una serie de objetivos que competen a todos los habitantes de la región, estado o nación”.

 

La política y el Comercio Internacional

 

La globalización política y el Comercio Internacional
La globalización política y el Comercio Internacional

 

Ahora bien, si entendemos este concepto como una toma de decisiones para un territorio determinado, es lógico y evidente que hay muchas corrientes políticas alrededor del mundo. 

 

Es por esto que los encargados de llevar a cabo el Comercio Internacional tienen que ser expertos negociantes, ya que tienen que tratar de abrir las puertas de un proceso de toma de decisiones diferente al suyo. Incluso, las prioridades de cada nación cambian: mientras que para un país puede ser prioridad la salud, para otro lo puede ser la educación, y así sucesivamente.

 

La globalización política

 

Sin embargo, debemos recordar que el fenómeno de la globalización está, precisamente, rompiendo las barreras políticas para que el intercambio de productos y servicios entre naciones sea sencillo y beneficioso para las partes involucradas.

 

Podemos definir la globalización política como: la creciente integración de las distintas políticas nacionales en una única política mundial.

 

Es decir, un acuerdo de toma de decisiones por representantes de cada nación, para que lleguen a objetivos que beneficien el crecimiento tanto de los países involucrados, como se los habitantes de cada uno de ellos.

 

Ahora bien, es importante mencionar que, gracias a que el “ejercicio del poder” ve por todos y cada uno de los aspectos que afectan a lo que se está gobernando, cada decisión que tomen los responsables afectará sí o sí a:

 

-La economía

-La sociedad

-El medio ambiente

-La cultura

En este sentido, el Comercio Internacional es uno de los principales motores que mantienen la globalización política latente. Como lo mencionamos en la entrada anterior, las empresas multinacionales son las principales responsables de abrir fronteras entre naciones, y por ello son el ecosistema perfecto para que un profesional en este ramo se desarrolle.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *